La De’Longhi Dedica Style es la cafetera express más popular en estos momentos. Puedes verla entre las cafeteras express más vendidas en Amazon y en otras muchas tiendas online, y en Amazon es también la mejor valorada, con una puntuación de 4.5/5 de un total de 615 opiniones.

¿Por qué ha tenido tanto éxito? Pienso que su diseño retro tiene gran parte de culpa. Al menos es lo que a mí me conquistó a primera vista. Después decidí comprarla no solo por el diseño, sino porque pude confirmar leyendo varias opiniones que se trata de la mejor cafetera express del mercado en estos momentos.

Este análisis fue publicado originalmente 2 semanas después de comprarla, y ahora he decidido actualizarlo con un veredicto más ajustado habiendo pasado más de 6 meses desde que la compré. Pienso que 6 meses es un tiempo más que justo para emitir veredicto de una cafetera, y más teniendo en cuenta que la he usado a diario, con una media de 2 cafés al día.

De’Longhi Dedica Style: Características principales

  • Bomba de presión de 15 bares con sistema Thermoblock de 1350W
  • Depósito de agua de 1,3 litros
  • Botones para 1 o 2 tazas con volumen personalizable
  • Portafiltros presurizado con doble surtidor
  • Filtros para una o dos tazas de café molido y para monodosis E.S.E
  • 2 bandejas de goteo de dos alturas distintas
  • Manopla de vapor capuchinador
  • Ajustes de temperatura del café, dureza del agua y el tiempo de auto-apagado
  • Aviso de descalcificación
  • Disponible en color blanco, rojo, negro o carcasa metálica
  • Dimensiones de 15 x 30 x 32 cm. 4 Kg de peso

De'longhi Dedica EC685.BK - Cafetera de bomba, acero inoxidable, capuccinatore, depósito 1,3 litros, sistema anti-goteo, café molido o monodosis, negro
Cafetera de bomba tradicional estrecha de 15 centimertos; Sistema Thermoblock: calienta en sólo 35 segundos
169,51 €

La cafetera más bonita del momento

La De’Longhi Dedica Style se puede comprar en cuatro colores distintos: blanco, negro, rojo y plateada. En los tres primeros el acabado es mate, mientras que la última presenta una carcasa de metal con acabado brillante. Al ver las cuatro puestas en fila en un centro comercial me pareció que las de color negro y rojo eran las más elegantes, y acabé decidiéndome por la de color rojo.

La característica más llamativa de la De’Longhi Dedica Style es lo compacta que es, sobretodo en anchura. La cafetera mide unos 15 cm de ancho y 30 cm de alto, más otros 32 cm de profunda. Su peso es de 4 Kg.

El aspecto es impecable, elegante a la vez que práctico. Como su propio nombre indica, es una cafetera con estilo, que entra por los ojos y hace que te enamores de ella a primera vista. Desde luego que, comparada con otras cafeteras express más baratas cuyo diseño es muy clásico y aburrido, la De’Longhi Dedica se distingue por su personalidad en cuanto a diseño.

El diseño es uno de los puntos fuertes de la De’Longhi Dedica Style, con un tamaño compacto y un toque retro que le confiere mucha elegancia y clase en sus acabados.

Empezaré describiendo las partes de la cafetera por arriba. Justo en la cara superior se encuentra una bandeja metálica que funciona como calentador de tazas. Esta bandeja tarda unos 10 minutos en calentarse, así que debes tener en cuenta esto si eres de los que les gusta que la taza esté caliente para mantener el café caliente durante más tiempo.

En la parte frontal de esta bandeja encontramos un panel con 3 botones, uno para la elaboración de una taza de café, otro para la elaboración de dos tazas y otro botón para la función de vapor. Las funciones de estos botones de desdoblan para realizar otras operaciones, como explicaré más adelante.

De'Longhi Dedica Style: Diseño

Si seguimos bajando la vista por la cara frontal de la cafetera vemos el logotipo de De’Longhi bien grande y otro logo que nos recuerda la compatibilidad de la cafetera con monodosis E.S.E. (Easy Serving Espresso). Más abajo vemos ya el surtidor de café, que funciona con el portafiltro tradicional de las cafeteras de bomba. El portafiltro queda bien anclado en la posición de CLOSE.

Debajo del surtidor hay dos bandejas de goteo, una extraíble y con indicador de nivel de agua para tazas pequeñas, y otra para tazas grandes. La primera bandeja se retira fácilmente empujándola hacia arriba y deja al descubierto otra bandeja de goteo que aloja tazas de unos 12 cm. Estas bandejas de goteo presentan uno de los pocos defectos de la De’Longhi Dedica Style, y es que son tan estrechas que no caben en ellas dos tazas grandes al mismo tiempo.

De'Longhi Dedica Style: Bandejas de goteo

Del surtidor de la caldera sale un tubo con rotación de 360º, el Cappuccinatore. Este cuenta con una pieza extraíble con dos posiciones, para hacer leche caliente o espuma de leche para cappuccinos o latte machiattos. Cuando retiramos esta pieza se deja al descubierto un surtidor de color negro para hacer agua caliente.

Justo encima del capuchinador está la manopla de vapor. Poniéndola en posición de vapor se acciona el mecanismo que mezcla vapor, aire y leche para hacer la espuma de leche. Esta manopla también vierte agua caliente y expulsa vapor que haya quedado dentro de la caldera, cosa conveniente a hacer cada vez que termines de preparar un cappuccino para limpiar el circuito interno.

De'Longhi Dedica Style: Vista lateral

En la base de la cafetera está el botón de encendido. Por detrás de la máquina sale el cable para enchufarla a la corriente, y algo que echo de menos es un recogecables en la base. También habría estado bien que las patas fuesen antideslizantes, ya que solo tienen unos tacos de goma muy ligeros que no son suficientes para mantener la máquina quieta cuando quieres fijar el portafiltros en el surtidor. No tiene mayor inconveniente, pero es algo que se habría solucionado de forma muy sencilla con unos tacos de ventosa, por ejemplo.

En la parte trasera de la cafetera está el depósito de agua. Este tiene una capacidad para 1,3 litros, es extraíble y tiene una tapa con empuñadura para extraerlo y volver a colocarlo fácilmente.

Puesta en funcionamiento y elaboración de cafés

La De’Longhi Dedica Style es una cafetera express manual que funciona con café molido. Las piezas que vienen con la cafetera son el portafiltros, un filtro para una taza, otro filtro para dos tazas y un filtro para las monodosis E.S.E, además de un tamper (prensador) de plástico con cuchara. Se incluyen también las instrucciones y un kit de líquido descalcificador.

De'Longhi Dedica Style: Elementos de la caja

Viniendo de una Nespresso Lattissima Pro, que es tan fácil como poner una cápsula y pulsar un botón, la Dedica Style requiere de cierto aprendizaje para los que no hayan usado nunca una cafetera express. Afortunadamente, el portafiltros de esta cafetera está presurizado, de manera que saca buen café independientemente de la destreza del que lo prepara.

Al pulsar el interruptor de encendido los botones de café de una y dos tazas parpadean para indicar que la caldera Thermoblock se está calentando. Esto lleva aproximadamente unos 40 segundos.

Una vez la luz de los botones se queda fija ya se puede preparar café. Pero antes es buena idea configurar varios ajustes disponibles, como el ajuste de temperatura del café, la selección de la dureza del agua y el tiempo de auto-apagado de la cafetera. Estos ajustes son accesibles mediante varias combinaciones de botones que ponen a la cafetera es modo programación.

  • La temperatura del agua puede ser baja, media o alta. Aunque De’Longhi no especifica estos datos, por las pruebas que he hecho y por lo que he podido leer en foros en los que hablan de esta cafetera, los valores son de 88º C para el ajuste de temperatura baja, 90º C para el medio y 92º C para el alto.
  • La dureza del agua se puede seleccionar entre los ajustes ligero, medio y duro. Esto es muy importante si vas a usar agua del grifo, y determina en gran parte el periodo hasta la próxima descalcificación.
  • Respecto al auto-apagado de la cafetera, esta se puede configurar en tiempos de 9 minutos (la que viene por defecto), 30 minutos o 3 horas. Pasado el tiempo determinado de inactividad, la cafetera queda en stand-by, pudiéndose reanudar rápidamente pulsando cualquiera de los botones del panel frontal.

Además de estos ajustes, también se puede programar la cantidad de café tanto para el botón de una taza como para la de dos, y es muy probable que quieras hacerlo porque los valores por defecto son muy cortos, quedando un café de una taza más cerca de un ristretto que de un espresso.

En este caso es suficiente con mantener pulsado el botón correspondiente hasta alcanzar la cantidad de café deseada. Sabrás que se está programando un nuevo volumen de café porque el otro botón parpadeará lentamente mientras mantienes pulsado el botón, y parpadeará rápidamente al soltarlo para confirmar que se ha programado un nuevo valor.

Huelga decir que se pueden restablecer los valores de fábrica de la De’Longhi Dedica para todos estos ajustes.

El café que hace la De’Longhi Dedica es magnífico, como tiene que ser un espresso: redondo, concentrado, con una buena capa de crema y con mucho aroma. Usando un café premolido de calidad, no vas a quedar decepcionado con la calidad del espresso que esta cafetera es capaz de hacer.

A la hora de preparar el café, es importante seleccionar el filtro adecuado para el número de tazas que vas a hacer. Cada filtro viene identificado por un pequeño dibujo de una o dos medidas. Si solo vas a preparar una taza, debes coger el filtro para una medida, y si vas a hacer dos, coges el de las dos medidas.

Cada filtro debe ir lleno pero no del todo, pues de lo contrario no lo podrás encajar en la salida de agua de la caldera. La cuchara del tamper viene preparada para una dosis de 7 gramos, que es exactamente lo que se requiere para un buen espresso. Así pues, son 7 gramos de café para una taza, y 14 gramos para dos tazas.

Después llega el momento de prensar el café. Este aspecto es muy importante en una cafetera express, ya que presionando muy fuerte el café harás que al agua le cueste más salir, con lo que el café sale más concentrado y fuerte, mientras que si lo presionas muy poco puedes provocar lo que se llama sub extracción, un café más aguado y ligero.

No obstante, como ya dije antes, el filtro de la De’Longhi Dedica EC685 está presurizado. Un filtro presurizado es el que en su base solo tiene un pequeño agujero para dejar salir el agua. Este tipo de filtros son recomendables para un público generalista, ya que no requieren una gran destreza «barista» para obtener un buen café.

Lo cierto es que muchas veces he probado a no prensar el café, colocando directamente el portafiltro en la máquina, y el espresso que ha sacado la cafetera ha sido muy bueno, prácticamente igual que los que he hecho preocupándome de prensar el café. Es lo bueno de los filtros presurizados, y De’Longhi ha hecho bien en emplear este tipo de filtro para que cualquier persona que compre la cafetera pueda sacar un café de calidad, independientemente del nivel de destreza que tenga y del café molido que haya comprado.

De'Longhi Dedica Style: Café solo

Si lo has hecho todo bien, el café resultante es buenísimo. Es un café con mucho cuerpo y con mucha crema. La combinación del filtro presurizado y la bomba de presión de 15 bares permiten la erogación de un café muy denso, elevado y redondo. Obviamente conviene recalcar la importancia que tiene el café molido que compres, y puedes obtener un café de aún más sabor y aroma si usas café recién molido, comprando por ejemplo un molinillo de muelas para moler café en grano.

Los cappuccinos y los latte machiattos con la De’Longhi Dedica también salen buenísimos, siempre que sigas los pasos adecuados para un buen cappuccino. El capuccinattore es de mucha calidad y crea una espuma de leche deliciosa. Para preparar la espuma lo ideal es comprar una jarra de leche metálica, ya que si haces la espuma directamente en la taza corres el riesgo de que se rompa porque la temperatura que alcanza la leche con el vapor es muy alta. Además, para un cappuccino lo ideal es verter primero el espresso en la taza, y después la leche.

Para utilizar el surtidor de vapor hay que pulsar el botón de vapor y esperar que deje de parpadear. En ese momento ya se puede mover la manopla de vapor hacia abajo. El truco a la hora de preparar la espuma es sumergir la mitad del cappuccinatore en la leche y realizar suaves movimientos hacia arriba y abajo. Verás cómo la leche aumenta su volumen, y lo ideal es detener el cappuccinatore cuando la leche alcanza los 60º. Si usas una jarra de leche metálica una buena forma de saber que ha alcanzado esa temperatura es tocarla por abajo; cuando quema mucho es que ya está cerca de los 60º.

De'Longhi Dedica Style: Capuchinador

Cómo preparar un buen cappuccino

El secreto de un buen cappuccino, además de en la espuma, está en las proporciones. Una taza es aproximadamente 175 ml, con 1/3 parte de café, otra 1/3 parte de leche y 1/3 de espuma. Además, se aconseja verte antes en la taza el café, y después la leche. Si se trata de un latte machiatto es justo al revés, primero la leche y luego el café, y con una proporción mayor de leche.

Si solo quieres preparar leche caliente, hay que hacer lo mismo, pero colocando el cappuccinatore en la posición HOT MILK. La leche se calentará pero sin hacer tanta espuma. Por el contrario, si lo que quieres es agua caliente (por ejemplo para un té), basta con retirar el capuchinador y mover la manopla a la posición de vapor.

Limpieza y mantenimiento

En cuestión de limpieza es innegable que las cafeteras de cápsulas ganan por goleada, pero la limpieza de la De’Longhi Dedica EC685 es bastante simple.

En la De’Longhi Dedica basta con retirar el portafiltros y desmontar el filtro para enjuagarlo bajo el agua. Es importante que tengas en cuenta que no es conveniente lavarlo en el lavavajillas, puesto que sus piezas metálicas se impregnan del aroma del líquido lavavajillas y el abrillantador, estropeando para siempre el sabor del café.

La pieza que sí puedes introducir en el lavavajillas de vez en cuando es el capuchinador, puesto que lo que entra en contacto con la leche es el plástico interno, que no afecta en nada al sabor de la leche. Otras piezas que puedes meter en el lavavajillas sin problema alguno son las dos bandejas de goteo.

Otro gran punto a favor de la De’Longhi Dedica es que a pesar de ser una cafetera express manual, no es demasiado engorrosa a la hora de limpiar.

Es recomendable también que cada vez que acabes de usar el capuchinador con leche, pongas un recipiente debajo y acciones la manopla de vapor hasta que salga algo de agua. De esta manera limpias el circuito de vapor, restos de leche y además sirve para enfriar la caldera y poder usarla para seguir haciendo café.

Respecto a la descalcificación, el proceso es bastante sencillo también. En estos 6 meses he tenido que descalcificarla 2 veces, puesto que la he utilizado muchísimo y el agua que utilizo es de una dureza media. La cafetera te avisa cuando toca hacer la descalcificación, mostrando un aviso lumínico de color naranja en el botón del vapor. En el siguiente vídeo tienes el proceso de descalcificación:

Para la primera descalcificación puedes usar el líquido descalcificador que viene dentro de la caja. Para posteriores limpiezas puedes comprarlo en Amazon, a un precio muy bajo. Te aconsejo que compres siempre este líquido y pases de experimentos como el de usar vinagre. En la propia OCU indican que usar vinagre para descalcificar es totalmente desaconsejado por «la corrosión de los elementos internos fabricados con aluminio y la posibilidad de que no se elimine por completo el vinagre y los cafés tengan un regusto avinagrado».

De’Longhi Dedica Style: Una cafetera express muy recomendable

Estoy francamente contento de haber comprado la De’Longhi Dedica Style. No cabe ninguna duda de que es una cafetera express del todo recomendable. Es perfecta para iniciarse en el mundo del proceso manual para la elaboración de un espresso, pero es también indicada para usuarios avanzados que quieran una cafetera con más estilo que las habituales cafeteras express con sus diseños más clásicos y aburridos.

La bomba de presión de 15 bares permite hacer un café concentrado, con aroma y con una buena capa de crema, que no tiene nada que envidiar en cuanto a calidad del café a las mejores cafeteras superautomáticas y que, por supuesto, está muy por encima de la calidad que ofrece una cafetera de cápsulas.

En cuestión de facilidad a la hora de hacer el café y en la limpieza es algo más engorrosa que una cafetera de cápsulas, pero tampoco mucho más. En cuanto le coges el truco es muy fácil y rápido preparar el café, y si eres un cafetero como yo disfrutarás mucho más del proceso de elaboración.

Evidentemente es una cafetera idónea para solteros o para parejas. Si se va a usar en familias de varios miembros puede haber opciones mejores, con cafeteras automáticas que permitan hacer cafés seguidos. Piensa que con la De’Longhi Dedica solo puedes hacer café para dos tazas. Al acabar, debes limpiar el filtro y volverlo a rellenar si quieres seguir haciendo café. Así pues, no es la mejor cafetera para hacer muchos cafés, pero para hacer uno o dos, es ideal.

El proceso para elaborar cafés con leche es también muy simple gracias al capuchinador, y la espuma de leche es muy considerable, incluso mejor que mi antigua Lattissima Pro, que ya destacaba mucho en este aspecto. Los cappuccinos o los latte machiattos que se pueden hacer con la De’Longhi Dedica están buenísimos.

De'Longhi Dedica Style: Cappuccino

Su diseño es fantástico, y al ser tan estrecha es perfecta para ponerla en cocinas que no vayan muy sobradas de espacio. Es elegante en todos los colores, pero especialmente en los colores negro y rojo, por el acabado mate que tienen.

El precio que tiene actualmente tampoco es excesivo, así que considero que por todo ello es una excelente cafetera en relación calidad-precio. Una compra del todo recomendable por la calidad del café que es capaz de elaborar y por su diseño, uno de los más atractivos de entre todas la cafeteras express del mercado.

Algunas alternativas

Aunque es una cafetera del todo recomendable, es posible que quieras echarle un vistazo a otras alternativas de precio similar o incluso más baratas.

Una de las más populares es la Cafelizzia 790 Shiny. Esta cafetera de Cecotec se ha inspirado en el diseño de la Dedica para lanzar una cafetera muy similar en prestaciones y diseño, pero algo más barata. Puedes leer esta comparativa entre la de De’Longhi Dedica y esta Cafelizzia 790. y también la reseña de la Cafelizzia 790 Steel, que es la misma cafetera que la Shiny pero con la carcasa de color plateado.

Si prefieres una cafetera express con sistema de cappuccino automático, la mejor alternativa en estos momentos es la Oster Prima Latte II, una espléndida cafetera de fantástico rendimiento y con depósito de leche integrado.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable José Noguera .
  • Finalidad Responder tus consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios DigitalOcean LLC.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.