Probablemente hayas leído esta palabra en la descripción de algunas cafeteras express.

El término panarello hace referencia al vaporizador que podemos encontrar en muchas cafeteras para espumar la leche. Sin embargo, existe cierta confusión respecto al significado exacto de este término.

En este artículo queremos aclararte qué es el panarello, y qué lo diferencia de una manga de vapor tradicional.

El vaporizador (o manga de vapor)

El vaporizador de las cafeteras lo encontramos en la inmensa mayoría de cafeteras express, incluidas las destinadas a bares y restaurantes.

El vaporizador, como su propio nombre indica, expulsa vapor por el tubo. Este vapor es el que se aprovecha para batir la leche y conseguir esa textura melosa y terciopelada de la primera capa que cubre un cappuccino, y con la que se puede realizar el conocido como latte art.

El vaporizador tradicional requiere un mínimo de pericia por parte del usuario. El proceso consiste en introducir la punta de la manga de vapor en una jarra con leche, activar la salida de vapor y mover la jarra en pequeños círculos hasta que empiece a ganar volumen.

A partir de este momento vamos sumergiendo lentamente el tubo en la leche, a la vez que seguimos moviendo la jarra en círculos, haciendo que siga aumentando el volumen, que se se vayan formando esa micro burbujas que son las que le dan esa textura a la espuma de leche, y que esta se vaya calentando hasta el punto óptimo de temperatura, que está sobre los 65º C.

Aunque tampoco es algo muy complicado de hacer, sí requiere cierta práctica, y sobre todo conocimiento de cómo hacerlo. Mucha gente compra una cafetera express y lo único que quiere es preparar la espuma de leche sin tener que verse antes un tutorial de YouTube, así que usan el vaporizador como buenamente pueden.

Esto ocasiona resultados dispares y muchas decepciones, ya que sin la técnica adecuada, la espuma puede salir demasiado densa, con burbujas demasiado grandes, y incluso podemos quemar la leche, arruinando el sabor de nuestro cappuccino o latte macchiato.

Una buena manga de vapor requiere, además, una gran potencia en su bloque térmico, o al menos una caldera de gran tamaño. Con la llegada y popularización del Thermoblock, los fabricantes fueron dejando de lado las calderas en las cafeteras domésticas y apostando claramente por el bloque térmico, con lo que se hacía indispensable idear algo para espumar la leche con potencias más modestas.

El panarello, la solución para los novatos

Y lo que se ideó, hace ya muchos años, es el panarello, que no es más que un adaptador que trata de ayudar al usuario en la consecución de una espuma de leche de calidad y consistente.

Hay que decir que el panarello no es siempre igual, y cada marca diseña el suyo propio, y a veces con diseños muy distintos entre cafeteras de una misma marca. Lo que sí tienen en común todos ellos es que insuflan en la leche un poco de aire, además de vapor.

Esta pequeña porción de aire consigue crear esa textura aterciopelada de una buena espuma de leche, pero sin necesidad de que el usuario mueva la jarra o esté muy pendiente de la operación. Si el panarello es de mucha calidad, el usuario puede, incluso, dejar la jarra quieta con la punta de la manga sumergida, activar la salida de vapor y olvidarse de hacer nada más, únicamente de detener la salida de vapor a los 15 o 20 segundos para no quemar la leche.

¿Cómo lo hacen para meter aire con el vapor? Los panarello suelen tener una perforación diminuta en el tubo, que es por donde entra el aire que, al final, se mezcla con el vapor.

Panarello de la De'Longhi Dedica EC685
Este es el panarello de la De’Longhi Dedica EC685. Como ves, tiene un pequeño agujero, que es por donde entra el aire que ayuda a espumar la leche junto al vapor

El sistema de un panarello, consistente en esta «inyección» de aire, es el que usan también los capuchinadores automáticos que emplean algunas cafeteras. Suelen ser mecanismos consistentes en un tubo de plástico que se inserta en la boquilla de la cafetera en un extremo, y que se sumerge en leche en el otro, y realiza la operación automáticamente. O también puede ser un sistema aún más sencillo, como el de las cafeteras con un depósito de leche que espuma la leche con tan solo pulsar un botón.

El panarello sortea también la dificultad técnica de los fabricantes con sus cafeteras con Thermoblock, que suelen trabajar con potencias no muy elevadas. Gracias al panarello, se puede crear una buena espuma de leche con cafeteras muy modestas en precios y prestaciones.

¿Dónde encontramos el panarello?

El panarello se encuentra en muchísimas cafeteras, desde cafeteras express manuales hasta cafeteras superautomáticas.

Una cafetera con un panarello de muchísima calidad es la De’Longhi Dedica EC685. Otra cafetera express muy popular que también tiene panarello, aunque en este caso no tan bueno, es la Cafelizzia 790.

Las cafeteras superautomáticas suelen disponer casi todas ellas de un panarello, ya sea manual o automático. Es el caso de las Philips Latte Go, o la Krups Roma, donde puedes ver un diseño alternativo del panarello, donde en vez del pequeño orificio hay un tubo anexo al de vapor por donde entra el aire.

2 Comentarios

  1. Hola! lo primero felicitarte por tu artículo! muy interesante! Recientemente me he comprado una cafelizzia 790 y querria saber por qué no esta bueno como dices respecto a la Dedica de De’lonhgi ya que a mi juicio son practicamente iguales.

    Muchas gracias

    • Jose Responder

      Hola Miguel. No entiendo muy bien tu pregunta. ¿Cuándo he dicho yo eso?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable José Noguera .
  • Finalidad Responder tus consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios DigitalOcean LLC.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.