Nota de lectores1 Vota
4.5

Philips presentaba unas nuevas series de cafeteras superautomáticas a mediados de 2019. En este tiempo, las Philips de las series 1200, 2200 y 3200 han logrado colocarse entre las cafeteras más vendidas en España, y lo han hecho por una simple razón: su extrema sencillez de uso.

Seamos claros, la inmensa mayoría de usuarios no quieren complicarse la vida, quieren una cafetera que les haga el mejor café posible con el menor esfuerzo posible. Las cafeteras de cápsulas proporcionan mucha comodidad, pero están lejos de ofrecer el mejor café, mientras que las cafeteras superautomáticas proporcionan un café de máxima calidad, pero no todas ellas son igual de fáciles de usar.

Aquí es donde entran cafeteras como la Philips 2232/40, que al igual que el resto de sus hermanas de gama, ha sido concebida con el punto de mira puesto en la sencillez. En este análisis te ofrezco un análisis detallado con todos los aspectos que debes conocer sobre ella.

Philips 2232/40: Especificaciones

Potencia1500 W
Bares15
Sistema de calentamientoThermoblock
MolinilloCerámico de muelas
Ajustes de molienda12
Depósito granos de café275 gr
Depósito de agua1,8 L
Depósito café molido
Recetas programadas3
EspumadorAutomático
Dimensiones24 x 37 x 43 cm
Precio actual en Amazon411,68 €

Vídeoreview

Diseño, dimensiones y peso

La Philips 2232/40 es una de las cafeteras más atractivas del mercado, con un elegante y moderno diseño, del que también hay que apuntar que tampoco es excesivamente grande.

Este modelo en concreto es de color negro, con un frontal que tiene un elegante acabado de cepillado mate, pero Philips tiene otros modelos con distintas combinaciones de colores. En todos los modelos la carcasa es de plástico, pero este es de mucha calidad, con una sensación de robustez y resistencia máxima, cosa que también se puede apreciar en su peso, de 7,50 Kg.

Las dimensiones son de 24 x 37 x 43 centímetros, un tamaño que no puede catalogarse como compacto, pero sí lo es comparación con otras cafeteras de este estilo. La distribución de sus partes y componentes es muy inteligente, y se aprovechan muy bien los espacios para hacer que los depósitos sean grandes y todos sus componentes fácilmente accesibles.

Depósito de agua

El depósito de agua se encuentra en la parte derecha de la máquina. Tiene un asa para extraerlo, cosa que hay que hacer tirando de él hacia afuera desde la parte frontal de la máquina. Es tremendamente fácil de rellenar, ya que no tiene tapa, así que simplemente lo extraes de la máquina y lo rellenas bajo el grifo.

Un buen detalle es que al ser transparente permite ver a simple vista y desde fuera el nivel de agua restante. Su capacidad especificada es de 1,8 litros, aunque tras colocar el filtro se queda en una capacidad real de 1,5 litros.

El filtro que viene en el paquete es un filtro ablandador de agua AquaClean de Philips. En el manual de instrucciones se indica el proceso (muy sencillo) de colocación del mismo. En el panel de control hay un indicador específico para comprobar que el filtro se encuentra instalado y funcionando correctamente.

Depósito de café y molinillo

El depósito de granos está en la parte superior, cubierto por una tapa de cierre hermético para proteger los granos. Este depósito tiene una capacidad para 275 gramos, una cantidad considerable y algo por encima de los habituales 250 gramos de la mayoría de cafeteras superautomáticas.

En el depósito tenemos la perilla de ajuste de la molienda, que es ajustable en 12 niveles. Un hecho muy destacable del molinillo es que es de muelas y cerámico, que es el mejor tipo de molinillo que existe a nivel doméstico. Esto asegura una calidad de molienda excepcional.

La única pega del molinillo es que solo se puede ajustar la molienda con el molinillo en marcha. Esto hace que tengamos que desperdiciar una cantidad de café considerable si queremos cambiar de molienda.

Contiguo al depósito de granos está la tolva de café molido, gracias a la cual podemos usar café molido de supermercado. Para hacer uso del café molido, viene con la máquina una cuchara dosificadora, con la medida exacta para una sola taza de café con café molido.

Surtidor y bandejas

El surtidor de café tiene doble boquilla para la dispensación opcional de dos tazas de café al mismo tiempo. Este surtidor tiene un ajuste de altura para tazas de entre 85 y 145 mm.

La bandeja de goteo tiene una anchura de 22,5 cm, por lo que no tiene problemas para la colocación de dos tazas grandes. La rejilla es de acero inoxidable, y la bandeja de goteo es de plástico. La bandeja es extraíble, y al hacerlo extraeremos también el depósito de los posos de café.

La bandeja de goteo tiene una capacidad muy considerable de unos 800 ml de agua. Cuenta con el típico indicador de llenado, un pitorro rojo que sube a la rejilla cuando la bandeja está próxima a llenarse.

El depósito de los posos de café da para unos 12 discos de posos, aunque esta cantidad depende del tipo de molienda y la cantidad de café en taza que hayas ajustado.

Panel de control

El panel de control es uno de los mejores apartados de la Philips 2232/40. Cuenta con botones táctiles, cada uno de ellos con iconos e indicadores lumínicos. Es un panel tremendamente intuitivo, tan fácil de usar que prácticamente no hace falta ni leer el manual de instrucciones para empezar a usarlo.

  • Botón de encendido/apagado
  • Botón de espresso (una o dos tazas)
  • Botón de coffee (una o dos tazas)
  • Botón de agua caliente
  • Botón de cappuccino
  • Botón de cantidad de café molido
  • Botón de cantidad de bebida
  • Icono de AquaClean (filtro de agua)
  • Icono Calc/Clean (descalcificación)
  • Indicador de depósito de agua vacío o no colocado
  • Indicador de vaciado de depósito de posos
  • Indicador de diversos estados de alarma
  • Botón de inicio/parada

Este modelo no cuenta con botón específico para ajustar la temperatura de las bebidas, pero hay otros modelos de la serie que sí cuentan con este botón. Asimismo, los modelos que no incorporan el LatteGo sustituyen el botón de agua caliente por uno de vapor.

Cómo preparar un espresso o café largo

Tras pulsar el botón de encendido, la cafetera tarda unos 40 segundos en iniciarse. Verás que los botones de bebidas se iluminan en secuencia para indicar que el bloque térmico de la cafetera está calentándose. En este proceso, la cafetera realiza un enjuague, soltando un poco de agua por el surtidor. Una vez lista, los botones dejan de parpadear, y queda fijo el indicador de AquaClean.

Para hacer un café podemos elegir entre los botones de espresso o coffee (café largo). Una pulsación servirá una taza, y pulsando dos veces seguidas serviremos dos tazas. Podrás cerciorarte de esto, ya que estos botones tienen los pilotos x1 y x2 para indicar el número de tazas.

A continuación se ilumina el botón de cantidad de café. Hay tres niveles de ajuste. Cada nivel muele una cantidad mayor de granos para hacer que el café sea más intenso. Después, el botón de cantidad de bebida ajusta la cantidad de agua con la que se elaborará el café.

Jugando con estos dos botones podemos personalizar el café dejándolo a nuestro gusto: un nivel alto de cantidad de café con un nivel de agua bajo dará como resultado un café muy intenso y concentrado, mientras que un nivel bajo de cantidad de café con un nivel alto de agua dará como resultado un café muy suave, más aguado.

Con todos estos ajustes podemos darle al botón de inicio/parada para empezar a preparar nuestra taza de café. Podemos detener el vertido de café en cualquier momento, pulsando nuevamente este botón. Los ajustes seleccionados quedan guardados para las próximas veces.

Philips 2232/40: Preparando un espresso

Preparando cappuccinos

La elaboración de un cappuccino es básicamente igual, pero utilizando para ello el LatteGo, el depósito para leche que hace las veces de espumador automático.

El LatteGo es, probablemente, lo mejor de esta Philips 2232/40. Es el espumador de leche automático más llamativo de los últimos años, aquello que los anglosajones suelen llamar como «pay dividends«, en el sentido que es un invento que recuperará rápidamente la inversión en I+D que el fabricante ha hecho en él. Consta únicamente de tres piezas: la tapa, el depósito de leche y un marco negro con el surtidor por donde se vierte la leche. Se fija a la máquina a través de la salida de agua caliente.

Lo mejor del LatteGo es la extrema sencillez de uso y lo increíblemente fácil de limpiar que es. Basta con desmontarlo y enjuagarlo bajo el grifo, o meterlo en el lavavajillas si lo prefieres. Al no tener conductos internos no necesita más limpieza que esta.

En el marco negro del LatteGo hay dibujadas tres marcas: el nivel de leche para una taza, para dos y el nivel máximo recomendable. Lo cierto es que los niveles no se corresponden con las cantidades predeterminadas de la máquina, por lo que acaba sobrando un poco de leche. Por suerte, se puede guardar el LatteGo en la nevera.

El proceso es exactamente el mismo que con el espresso o el café largo. Pulsamos el botón de cappuccino, ajustamos los valores de cantidad de café y volumen de bebida, y pulsamos el botón de inicio para empezar a servir. En este caso, el botón de ajuste de volumen de bebida ajusta al mismo tiempo el volumen de café y el de leche, no pudiendo alterar estos valores de manera independiente. La cafetera empieza sirviendo primero la leche, y después el café.

Con la Philips 2232/40 no es posible preparar dos tazas de cappuccino a la vez. De hecho, si te fijas el botón de cappuccino es el único que no tiene el indicador de x2. Así pues, para preparar dos o más cappuccinos hay que ir sirviéndolos de uno en uno.

Valoración de calidad del café/cappuccino y temperatura

La Philips 2232/40 hace un café de mucha calidad. No hay absolutamente ninguna pega con el café que es capaz de elaborar esta máquina. El espresso es denso, cremoso, con mucho cuerpo y aroma, con una capa de espuma homogénea y una apariencia visual impecable.

Se nota que el molinillo es de mucha calidad. No suele haber molinillos cerámicos en cafeteras con un precio tan bajo, y sin duda este es uno de sus principales reclamos. Ajustando los niveles de molienda a los niveles más finos, es posible conseguir un espresso aún más fuerte, con una capa de crema aún más densa, lo que hará las delicias de los cafeteros de pro.

La temperatura del café es también perfecta. Esta Philips 2232/40 consigue una temperatura óptima de 70ºC con el café recién vertido en la taza. Según las recomendaciones para la elaboración de un espresso, la temperatura ha de estar en torno a los 67ºC en el momento de servirlo en la taza, por lo que la Philips 2232/40 se acerca mucho a estos valores.

No hace falta calentar la taza ni realizar una infusión previa, pues se mantiene el café caliente en la taza por el espacio de varios minutos. De hecho, 4 minutos después de servirlo, he medido una temperatura de 52ºC. Esta cafetera realmente tiene un bloque térmico que rinde de manera fabulosa.

En cuanto al cappuccino, este también es delicioso. Respeta las proporciones de los tercios para el café, la leche y la espuma que todo buen cappuccino debe tener, y la espuma de leche es de una calidad bastante aceptable, aunque en este caso es justo decir que no es tan buena como la que puedes conseguir manualmente con una jarra de leche en un espumador clásico.

Medida la temperatura justo en el momento del vertido de leche lo máximo son 60ºC, que queda un poco por debajo de los 65-70ºC óptimos para la espuma de leche. La textura de esta es la habitual en los espumadores automáticos, menos densa y compacta, con burbujas más grandes. Es el pequeño sacrificio que hay que hacer con tal de obtener la espuma de leche de una manera fácil y cómoda.

Volumen y personalización de bebidas

Las cantidades que vienen predeterminadas son las adecuadas para cada tipo de bebida. Un espresso con el nivel bajo de agua vierte los 25 ml de bebida que corresponden a las normas establecidas para el espresso. El nivel medio vierte unos 40 ml, mientras que el nivel alto dispensa 60 ml.

Las cantidades para la opción de café largo son de 180 ml en el ajuste máximo, 150 ml en el ajuste medio y 120 ml en el ajuste mínimo. Las cantidades para el cappuccino son similares, con 190 ml en el ajuste alto, 160 ml para el medio y 130 ml para el más bajo, solo que en este caso las proporciones son de 70% leche y 30% de café.

Es posible cambiar el volumen, pero únicamente para el ajuste más alto. Esto significa que los valores predeterminados en los ajustes de bebida bajo y medio no se pueden cambiar, y solo se pueden modificar los del nivel de ajuste máximo.

La personalización de bebidas se completa con los ajustes de molienda del grano, el botón de cantidad de café y el valor de temperatura.

Mantenimiento

Una característica común a todas las cafeteras superautomáticas es el enjuague de los circuitos internos de la cafetera. Esta Philips 2232/40 lleva a cabo el enjuague automático al encender y apagar la máquina, con lo que gasta bastante agua y la bandeja de goteo, aún siendo grande, se llena rápidamente al cabo de tres o 4 días. Lo bueno es que al poder usar agua del grifo, apenas lo notaremos en nuestros bolsillos.

Cuando retiras el depósito de agua queda a la vista el panel que da acceso al grupo infusor, el cual es fácilmente extraíble presionando el asa PUSH. El grupo infusor es conveniente sacarlo para enjuagarlo bajo el grifo al menos una vez por semana. En el manual se indica también la recomendación de limpiar el grupo con una pastilla desengrasante una vez al mes, y de lubricarlo con una frecuencia de 2 meses.

Estas son las tareas de mantenimiento más importantes, junto a la descalcificación de los circuitos internos de la cafetera. Como no puede ser de otra manera, la Philips 2232/40 tiene su propio aviso de descalcificación, y un proceso automatizado y guiado con instrucciones sencillas en el manual.

El resto de labores de limpieza y mantenimiento son las típicas de vaciar el depósito de posos cuando salte el aviso, o vaciar la bandeja de goteo, que también cuenta con aviso específico. Otro aviso, el del depósito de agua, nos indicará si hay algún problema con este.

El LatteGo no tiene función de limpieza o enjuague integrado en la máquina, sino que se lava enjuagándolo bajo el grifo o introduciéndolo en el lavavajillas.

Con la máquina viene un botecito de grasa de lubricación y un filtro AquaClean. El resto de accesorios de mantenimiento hay que comprarlos aparte:

Philips 2232/40: Grupo infusor

Concluyendo: Lo que más me ha gustado y lo que menos de la Philips 2232/40

  • El LatteGo es lo mejor de esta cafetera. Es super fácil de colocar en la cafetera, se desarma en dos piezas fácilmente y se limpia enjuagándolo bajo el grifo o directamente en el lavavajillas. Es higiénico, cómodo y práctico, y se puede guardar en la nevera. Es el espumador automático más fácil de usar de todos los que existen. Un 10 a Philips por este invento.
  • El panel de control es muy sencillo, hecho para que puedan empezar a preparar café incluso los que no hayan usado una cafetera en su vida. Es tan intuitivo que ni siquiera hace falta leerse el manual para entenderlo.
  • El diseño no solo es bonito, elegante y moderno, sino que aprovecha muy bien los espacios para que todos sus componentes sean lo más fácilmente accesibles de cara al vaciado de los depósitos y mantenimiento de sus partes.
  • El Thermoblock de esta cafetera tiene un rendimiento magnífico. La temperatura del café es muy alta, y se mantiene caliente durante varios minutos. Los que se suelen quejar del café frío que obtienen con las cafeteras domésticas, quedarán plenamente satisfechos con esta cafetera.
  • La calidad del espresso es estupenda. El molinillo es de los mejores, y el grupo infusor es de calidad, dando como resultado un café con aroma y cuerpo, con una deliciosa y cremosa capa de espuma que se puede hacer aún más densa jugando con los parámetros que ofrece la cafetera en sus menús.
  • El filtro AquaClean incluido con la cafetera es de calidad, lo que permite utilizar agua del grifo, aún en lugares donde este agua sea muy dura, sin afectar al sabor del café. Esto también nos permite minimizar el gasto de agua, que es elevado debido a los enjuagues automáticos que lleva a cabo la cafetera.
  • Es una pena no contar con un botón de ajuste de la cantidad de leche. Para ello, hay que irse a las cafeteras de la serie 3200.
  • El LatteGo es una maravilla por lo fácil que es de usar y de limpiar, pero la espuma de leche es de una calidad y textura inferior a la que se puede lograr con un poco de pericia, una jarra de leche y un espumador clásico.
  • Solo se puede ajustar la molienda del molinillo cuando este está en funcionamiento, y solo se puede ajustar poco a poco de uno en uno, lo que obliga a desperdiciar una buena cantidad de café antes de poder dejarlo a nuestro gusto.
  • Únicamente se puede programar el volumen de bebida en el ajuste máximo. Hubiese sido ideal poder hacerlo también en los ajustes medio y bajo.
  • Solo vienen incluidos con la cafetera un botecito de lubricante y un filtro AquaClean. No le costaba nada a Philips incluir también un descalcificador y las pastillas desengrasantes. Por fortuna, todo esto se puede conseguir fácil y barato en Amazon.

Otros modelos de la serie

La Serie 2200 de Philips está compuesta por varios modelos. Las diferencias entre estos modelos son estéticos o con alguna que otra prestación diferente, como la presencia de un espumador clásico en vez del LatteGo. Estos son todos los modelos de la serie 2200 que hay en Amazon. A grandes rasgos son cafeteras idénticas a las de este análisis, salvo las que no tienen el LatteGo.

Philips 2232/40
Mi opinión
La Philips 2232/40 es una cafetera superautomática absolutamente recomendable. Su sencillez de uso, la practicidad de su LatteGo y su fantástico diseño son sus grandes bazas para quien ande buscando una cafetera muy fácil de usar con la que poder hacer cafés de gran calidad sin complicarse la vida.
Nota de lectores1 Vota
4.5

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable José Noguera .
  • Finalidad Responder tus consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios DigitalOcean LLC.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.